VATICANO

Antes de tomar una decisión, hay que interpelar a Dios. Si no se discierne lo que sucede con la ayuda del Espíritu Santo, por Él enviado a los hombres, se vive sin una orientación, sin guías, o con una fe que se reduce a ideología, una fe fría. Fue la invitación que Papa Francisco hizo en la homilía de la misa matutina que celebró hoy, 29 de mayo de 2017, en la capilla de la Casa Santa Marta.

A la hora del rezo de la oración mariana del Regina Coeli, el 28 de mayo, VII domingo de Pascua y fiesta de la Ascensión del Señor, el Papa Francisco reflexionó sobre el pasaje del Evangelio (Mt 28,16-20) que presenta el momento de la despedida final del Resucitado a sus discípulos en Galilea, a quienes Jesús deja "la inmensa tarea de evangelizar el mundo", concretando este encargo con la orden de predicar y bautizar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo (cf. v. 19).

El Santo Padre reunió con trabajadores, jóvenes, y sacerdotes. También visitó un hospital y presidió una multitudinaria Eucaristía en una explanada de la costa de Génova; esta visita apostólica duró 12 horas en la ciudad portuaria.

El lugar del cristiano es el mundo y allí  anunciar a Jesús. Entretanto su mirada está puesta en el cielo, para estar unidos a él.

El Papa Francisco recibió la mañana del 24 de mayo en la Biblioteca del Palacio Apostólico al Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y séquito.

Miércoles, 24 Mayo 2017 02:29

Jesús ofrece una “terapia de esperanza”

Escrito por

Durante la catequesis pronunciada en la Audiencia General de este miércoles en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, el Papa Francisco invitó a los fieles congregados a dejarse guiar por Jesús en su “terapia de esperanza”, como hicieron los discípulos de Emaús.

Hace cuatro años, pocos días después de la elección del Papa Francisco, Donald Trump criticó al religioso argentino por regresar a la residencia eclesiástica en la que se alojaba en Roma para pagar su cuenta en persona.

Muchos consagrados fueron perseguidos por denunciar las actitudes mundanas. Lo indicó este martes el papa Francisco en la homilía de la misa que celebró en la Residencia Santa Marta. E invitó a pasar de un estilo de vida tibio al anuncio gozoso del Jesús.

Por medio de un telegrama firmado por el Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, en nombre del Papa Francisco, el Santo Padre condenó el atentado terrorista que tuvo lugar en la noche del lunes y ofreció oraciones por las víctimas y sus familias.

Sólo el Espíritu Santo nos enseña a decir: “Jesús es el Señor”. Lo afirmó el Santo Padre en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta. El Pontífice subrayó que debemos abrir el corazón para escuchar al Espíritu Santo y de este modo ser capaces de dar testimonio de Jesucristo.

DC.Televisión