VATICANO

El papa Francisco recibirá el próximo 24 de mayo en el Vaticano al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Lo informó hoy por la tarde en un comunicado, la Oficina de prensa de la Santa Sede.

El papa Francisco realizó este miércoles la audiencia general en la plaza de San Pedro, donde entró en el jeep abierto, saludando a los fieles y peregrinos que le esperaban con cantos, coros y agitando banderas y pañuelos. Después de haber dedicado un tiempo a estos saludos, bendiciendo a niños y ancianos, inició su catequesis.

Como es habitual después de los viajes apostólicos, centró sus palabras explicando el reciente viaje de dos días a Egipto realizado la semana pasada, el 28 y 29 de abril

“Deseo hablarles hoy sobre mi reciente Viaje apostólico en Egipto. El lema del viaje era: «El Papa de la paz en un Egipto de paz»”, explicó Francisco en el resumen que hizo en idioma español. Recordó que “el primer día tuve varios encuentros encaminados a fomentar el diálogo entre cristianos y musulmanes, y a promover la paz. Egipto es tierra de civilización y de cultura, y esto nos enseña que la paz se construye mediante una educación integral que comprende la dimensión religiosa y la relación con Dios”.

“Viví además –prosiguió el sucesor de Pedro– un signo de comunión con el querido hermano Papa Tawadros II, Patriarca de los Coptos ortodoxos. Renovamos nuestro compromiso de caminar juntos y firmamos una Declaración conjunta, en la que nos comprometemos a no repetir el Bautismo administrado en nuestras respectivas Iglesias. Acompañados también por el Patriarca de Constantinopla, rezamos por los mártires de los recientes atentados; su sangre fecunda el diálogo ecuménico y a toda la Iglesia”.

Recordó también que “el segundo día estuvo dedicado a los fieles católicos. Los animé a que reavivaran en ellos la experiencia de los discípulos de Emaús. Después me reuní con sacerdotes, religiosos y religiosas y seminaristas. En ellos he visto la belleza de la Iglesia en Egipto y recé con ellos por todos los cristianos de Oriente Medio”.

El Papa concluyó sus palabras saludando “a los peregrinos de lengua española, en particular a los grupos provenientes de España y Latinoamérica”. Y añadió: “Que la Sagrada Familia de Nazaret, que emigró a la tierra del Nilo para huir de la violencia de Herodes, bendiga y proteja al pueblo de Egipto; y a todos ustedes les conceda paz y bien en sus vidas”. (Zenit)

En la homilía pronunciada en la Casa Santa Marta, en el Vaticano, el Papa Francisco animó a “tener el corazón abierto para que el Espíritu Santo actúe en él” y no ser “obstinados” como los que lapidaron a San Esteban.

La intención de oración del Papa Francisco del mes de mayo es por los cristianos de África, informa la Red mundial de la oración del Papa: que imiten a Jesús misericordioso y den testimonio.

Para la evangelización: cristianos de África, testigos de la paz.

Tras regresar de su Viaje Apostólico a Egipto, el domingo 30 de abril el Papa Francisco se unió a la celebración de los 150 años de vida de la Acción Católica de Italia, cuyos miembros procedentes de varias diócesis nacionales se dieron cita con el Obispo de Roma en la Plaza de San Pedro. Allí mismo, a la hora del rezo del Regina Coeli, el Santo Padre dirigió unas profundas palabras al pueblo venezolano manifestando su gran preocupación ante la dramática situación de violencia que padece el país. 

"Mientras me uno al dolor de las familias de las víctimas, a quienes aseguro oraciones de sufragio, dirijo un sentido llamamiento al Gobierno y a todos los miembros de la sociedad venezolana para que se evite cualquier ulterior forma de violencia y se busquen soluciones negociadas a la grave crisis humanitaria, social, política y económica que está extenuando la población", expresó el Pontífice encomendando la intención de Paz por esta nación a la Virgen María.

Sobre Venezuela, y otros temas como: la amenaza del conflicto nuclear en Corea: «Hoy una guerra extendida destruiría buena parte de la humanidad». Se necesita la intervención de la ONU «cuyo liderazgo se ha diluido un poco». Sobre Europa: «Corre el riesgo de deshacerse»

Los sacerdotes y religiosos no deben ceder «a las tentaciones que encuentra cada día en su camino. Me gustaría destacar algunas significativas. Ustedes las conocen, porque estas tentaciones fueron descritas bien por los primeros monjes de Egipto». No deben «dejarse arrastrar y no guiar», «quejarse constantemente», caer en la «murmuración» y en la «envidia», «compararse con los demás», caer en el «individualismo», «caminar sin rumbo y sin meta». Deben cuidarse también de la tentación del «faraonismo», es decir «de endurecer el corazón y cerrarlo al Señor y a los demás. Es la tentación de sentirse por encima de los demás y de someterlos por vanagloria, de tener la presunción de dejarse servir en lugar de servir». Es lo que dijo Papa Francisco al clero copto-católico, a los religiosos y a las religiosas, a los seminaristas, durante el encuentro con todos ellos en el Seminario Patriarcal Al Maadi, de El Cairo, último acto, antes de la despedida final, de su viaje de dos días a Egipto. 

El Air Defense Stadium, conocido también como “Estadio 30 de junio”, forma parte de la Villa del Deporte de la Aeronáutica militar, que fue construido por el ministerio de la Defensa egipcio para celebrar las proezas de la defensa aérea durante la guerra contra Israel que concluyó en 1970. Papa Francisco, en el segundo día de su breve pero significativo viaje a Egipto, llegó hoy sábado 29 de abril al centro deportivo para celebrar la Misa. Al principio no estaba prevista en este lugar, pero se eligió para permitir una mayor participación de los fieles: el estadio puede contener hasta 30 mil personas. Están presentes los católicos egipcios de los diferentes ritos, pero también hay ortodoxos y musulmanes. 

La liturgia se lleva a cabo con cantos en árabe e italiano. Frente al palco con el altar papal se eleva un drone blanco con una cámara de video incorporada. La misa también fue transmitida en vivo por el canal principal de la televisión egipcia. 

El Papa pronunció la homilía en italiano y uno de sus dos secretarios particulares, el egipcio Yoannis Lahzi Gaid, iba traduciendo consecutivamente los pasajes al árabe. Francisco comentó el pasaje del Evangelio que narra el encuentro de Jesús resucitado con los discípulos de Emaús, que, observó el Papa, «no podían creer que el Maestro y el Salvador que había resucitado a los muertos y curado a los enfermos pudiera terminar clavado en la cruz de la vergüenza. No podían comprender por qué Dios Omnipotente no lo salvó de una muerte tan infame». 

Egipto tierra de civilización y tierra de alianzas. Alrededor de estas dos denominaciones el Papa Francisco desarrolló el primer discurso de su 18º  Viaje Apostólico Internacional, durante la Conferencia Internacional sobre la Paz que se lleva a cabo en Al-Azhar, la más antigua Universidad islámica.

«¡Este es un viaje de unidad y fraternidad!», Media hora después de despegar desde Fiumicino, Francisco, como cada vez que hace un viaje internacional, fue a la cola del Airbus 321 de Alitalia que vuela hacia Egipto, para saludar uno por uno todos los periodistas del séquito que viajan con él.