Sábado, 10 Junio 2017 02:43

Un prelado constituyentista

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

En mala hora de Constituyente, recordamos en estos días a un querido y respetado prelado que fue electo diputado a la Asamblea Nacional Constituyente de 1946-47. El Presbítero José León Rojas Chaparro, un montañés oriundo de Queniquea, pueblo cordillerano del Táchira, montaña que cinceló su personalidad recia y tierna a la vez, que de él dijera el Padre Pérez Rojas. El próximo mes estará de plácemes el pueblo que le vio nacer por conmemorarse el Centenario de haber visto luz por vez primera, el 18 de Julio de 1917.

A los 13 años, el joven José León, siente la vocación sacerdotal e ingresa al Seminario, y después de 12 años de estudios teológicos se ordena sacerdote en el Pontificio Colegio Latino Americano de Roma, y en la misma ciudad eterna obtiene el doctorado en Teología en la Universidad Gregoriana, con la distinción de Summa Cum Laude (1942); año y medio después regresa a Venezuela, celebra su primera misa en Queniquea el 28 de Octubre de  1943, año en que revalida su título en Teología en la U.C.V.

Ya en su Táchira natal, el Padre Rojas Chaparro, demostró su pasta de líder y carisma natural en todas las funciones que le encomendó la Diócesis, en manos del recordado Monseñor R. Arias Blanco, una labor intensa, dinámica, fructífera y humanística como Vicario pastoral y Educador; tan notoria y destacada fue su brillante accionar que integró la nómina del Partido Social Cristiano Copei, a dicha Asamblea, siendo electo Diputado junto a otros dos prelados, Manuel Antonio Pulido Méndez y Carlos Sánchez Espejo.

En la Asamblea, el Padre Rojas Chaparro, destacó por su notable dote de orador y amplia cultura, a juicio del Dr Caldera, “fue un constante y calificado defensor de los principios cristianos, de la fe cristiana y los derechos de la Iglesia”, e igual el Obispo O. Pérez Morales, define su paso por el Parlamento así, “…fue una irrenunciable oportunidad para lograr que la incipiente democracia integrase lo más valido de la herencia religiosa de nuestro pueblo. No lo llevó a la política el interés partidista, sino su vocación sacerdotal y su acendrado  patriotismo”. Tanto se hizo notar el Padre tachirense en la Asamblea, que Gustavo Machado, diputado también, reafirmó que mantuvo siempre una buena y consecuente amistad con él, y “que si algún día se confesaba lo haría con el Padre Rojas Chaparro”, agregando que cuando estuvo preso en el Cuartel San Carlos. El Padre Rojas lo visitó varias veces.

Con esa rica vivencia democrática parlamentaria se incorpora de nuevo a su Diócesis con el ímpetu incansable que le caracterizaba, y el Monseñor Arias Blanco, le encomienda  tareas en las que sobresale por sus cualidades académicas e intelectuales, como Director del “Diario Católico” y el programa radial “La hora Católica”, tribunas que le fueron propicias para divulgar los principios de la Iglesia y los fundamentos de la fe.

Tras sus años de fecunda e inagotable labor pastoral, educativa y periodística en el Táchira. S.S Juan XXIII, lo nombra Obispo Coadjutor de Trujillo en 1961, con derecho a sucesión del Titular Monseñor J.I. Camargo, quien muere en Diciembre de ese año, asumiendo de inmediato la Mitra y el Cayado de máximo Pastor de la Diócesis Trujillana. 20 largos y prolíficos años los del episcopado de Monseñor Rojas Chaparro, su pontificado en suelo trujillano dejó una profunda y ejemplar labor clerical y pastoral, que merece tratar en otro capítulo. El pueblo trujillano le quiso y recordará siempre por la huella imborrable  dejada como Pastor de esa Grey. Muere el Obispo José León, el 11 de Junio de 1982, impregnado de un valor fundamental en su personalidad: la autenticidad; así lo describió el ex Senador trujillano Pedro Pablo Aguilar, “un cristiano auténtico, un auténtico hombre de Dios… es necesaria la autenticidad en el cristiano y particularmente en el sacerdote…esa condición la ha tenido como modo de ser natural… José León Rojas Chaparro, lo afirmó en su momento, ha sido un gran sacerdote, un gran Obispo y un gran venezolano”.

Fernando Pérez Barrios

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

En mala hora de Constituyente, recordamos en estos días a un querido y respetado prelado que fue electo diputado a la Asamblea Nacional Constituyente de 1946-47. El Presbítero José León Rojas Chaparro, un montañés oriundo de Queniquea, pueblo cordillerano del Táchira, montaña que cinceló su personalidad recia y tierna a la vez, que de él dijera el Padre Pérez Rojas. El próximo mes estará de plácemes el pueblo que le vio nacer por conmemorarse el Centenario de haber visto luz por vez primera, el 18 de Julio de 1917.

A los 13 años, el joven José León, siente la vocación sacerdotal e ingresa al Seminario, y después de 12 años de estudios teológicos se ordena sacerdote en el Pontificio Colegio Latino Americano de Roma, y en la misma ciudad eterna obtiene el doctorado en Teología en la Universidad Gregoriana, con la distinción de Summa Cum Laude (1942); año y medio después regresa a Venezuela, celebra su primera misa en Queniquea el 28 de Octubre de  1943, año en que revalida su título en Teología en la U.C.V.

Ya en su Táchira natal, el Padre Rojas Chaparro, demostró su pasta de líder y carisma natural en todas las funciones que le encomendó la Diócesis, en manos del recordado Monseñor R. Arias Blanco, una labor intensa, dinámica, fructífera y humanística como Vicario pastoral y Educador; tan notoria y destacada fue su brillante accionar que integró la nómina del Partido Social Cristiano Copei, a dicha Asamblea, siendo electo Diputado junto a otros dos prelados, Manuel Antonio Pulido Méndez y Carlos Sánchez Espejo.

En la Asamblea, el Padre Rojas Chaparro, destacó por su notable dote de orador y amplia cultura, a juicio del Dr Caldera, “fue un constante y calificado defensor de los principios cristianos, de la fe cristiana y los derechos de la Iglesia”, e igual el Obispo O. Pérez Morales, define su paso por el Parlamento así, “…fue una irrenunciable oportunidad para lograr que la incipiente democracia integrase lo más valido de la herencia religiosa de nuestro pueblo. No lo llevó a la política el interés partidista, sino su vocación sacerdotal y su acendrado  patriotismo”. Tanto se hizo notar el Padre tachirense en la Asamblea, que Gustavo Machado, diputado también, reafirmó que mantuvo siempre una buena y consecuente amistad con él, y “que si algún día se confesaba lo haría con el Padre Rojas Chaparro”, agregando que cuando estuvo preso en el Cuartel San Carlos. El Padre Rojas lo visitó varias veces.

Con esa rica vivencia democrática parlamentaria se incorpora de nuevo a su Diócesis con el ímpetu incansable que le caracterizaba, y el Monseñor Arias Blanco, le encomienda  tareas en las que sobresale por sus cualidades académicas e intelectuales, como Director del “Diario Católico” y el programa radial “La hora Católica”, tribunas que le fueron propicias para divulgar los principios de la Iglesia y los fundamentos de la fe.

Tras sus años de fecunda e inagotable labor pastoral, educativa y periodística en el Táchira. S.S Juan XXIII, lo nombra Obispo Coadjutor de Trujillo en 1961, con derecho a sucesión del Titular Monseñor J.I. Camargo, quien muere en Diciembre de ese año, asumiendo de inmediato la Mitra y el Cayado de máximo Pastor de la Diócesis Trujillana. 20 largos y prolíficos años los del episcopado de Monseñor Rojas Chaparro, su pontificado en suelo trujillano dejó una profunda y ejemplar labor clerical y pastoral, que merece tratar en otro capítulo. El pueblo trujillano le quiso y recordará siempre por la huella imborrable  dejada como Pastor de esa Grey. Muere el Obispo José León, el 11 de Junio de 1982, impregnado de un valor fundamental en su personalidad: la autenticidad; así lo describió el ex Senador trujillano Pedro Pablo Aguilar, “un cristiano auténtico, un auténtico hombre de Dios… es necesaria la autenticidad en el cristiano y particularmente en el sacerdote…esa condición la ha tenido como modo de ser natural… José León Rojas Chaparro, lo afirmó en su momento, ha sido un gran sacerdote, un gran Obispo y un gran venezolano”.

Fernando Pérez Barrios

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Modificado por última vez en Lunes, 26 Junio 2017 21:57
Más en esta categoría: « Vamos a reconstruir la Ciudad de Dios

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.