Sábado, 20 Mayo 2017 07:32

Obispo presidió misa exequial de estudiante asesinado de la UCAT

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

“Les ofrecemos nuestra voz de consuelo, que también es voz de profetas para seguir anunciando el Evangelio de la liberación en nuestro país”

“Con dolor y tristeza acudimos a este templo de Santa Ana para despedir a un joven de esta comunidad y también estudiante de la UCAT”, expresó monseñor Mario Moronta, Obispo de San Cristóbal, quien presidió la misa exequial de Daniel Rodríguez estudiante de la Universidad Católica del Táchira asesinado en su población.

“En nombre de la Diócesis, de la comunidad de la UCAT y de quienes conviven en fe, esperanza y caridad en esta parroquia de Santa Ana, les hacemos llegar a sus padres, hermanos, familiares y amigos más allegados nuestra solidaridad y nuestras sentidas condolencias. No pretenden ser una expresión de rigor sino mucho más. Les queremos hacer sentir nuestra cercanía”.

A la ceremonia celebrada este sábado, 20 de mayo, en la parroquia de Santa Ana del Táchira asistió también el Rector de la Universidad Católica del Táchira, presbítero Javier Yonekura, y demás miembros del Consejo Universitario, profesores, y compañeros estudiantes de la UCAT. La autoridad municipal, alcaldesa Virgina Vivas, y los sacerdotes de Santa Ana: presbíteros Domingo Pernía y Héctor Pernía.

“Les ofrecemos nuestra voz de consuelo, que también es voz de profetas para seguir anunciando el Evangelio de la liberación en nuestro país, denunciar la maldad, la violencia y la irracionalidad que se han apoderado de nuestra sociedad, para exigir justicia y reclamar ante quienes han cometido el asesinato su conversión y cambio de actitud”, señaló el Obispo durante la homilía.

“El pecado del mundo habita en quine han materializado con saña y sin sentido esta muerte, como la de otros hermanos. Y ellos, deberán dar, como le sucedió a Caín, razón de sus actos ante Dios. Ojalá la justicia humana pueda hacer algo… pero lo que sí es cierto es que ante la justicia de Dios no podrán llegar con evasiones ni con justificaciones. Entonces oirán lo que lo que Jesús indicó en el Evangelio al referirse al juicio final: lo que hicieron con cada uno de estos pequeños a Mí me lo hicieron”, reflexionó el Prelado.

Exhortó monseñor Moronta a pedir la luz del Espíritu Santo, para que aumente la fe y el compromiso cristiano: “recordando que somos hijos de Dios” y “somos comunión en familia. La familia de los hijos de Dios se hace presente para sostener y sanar el corazón afligido de una familia de esta comunidad”.

Finalizó el Obispo con una plegaria: “…mira Jesús a esta comunidad de Santa Ana, a los amigos de nuestro hermano Daniel, sus compañeros de estudio, la comunidad de la UCAT: hay desconcierto y desesperanza, sostenidos con la luz de tu Espíritu y danos la fortaleza para no desfallecer en todo aquello que hemos de hacer para construir en nuestra nación la paz y la concordia, dejando a un lado las tinieblas de la maldad, la injusticia y el pecado del mundo…”.

La Universidad Católica del Táchira a través de un comunicado condenó de manera enérgica en homicidio del joven estudiante, y exigió a las autoridades el esclarecimiento del caso y la imposición de las penas correspondientes a los culpables. La UCAT decretó tres días de duelo en el seno de la institución. (Prensa DiócesisSC) 

Modificado por última vez en Lunes, 22 Mayo 2017 21:30

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.