Domingo, 22 Octubre 2017 16:55

Sacerdote en Barquisimeto fue rescatado de secuestro exprés

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Nunca sintió temor, tampoco midió el tiempo, veía a unos jovencitos temerosos, temblorosos cometer un asalto en su contra. “No sabían que yo era sacerdote, pues andaba de civil”, expresa el padre Juan Carlos Guevara, rector del Seminario Divina Pastora de la arquidiócesis de Barquisimeto, ubicado en El Manzano, al sur de la ciudad.

“Lamentablemente son muchachos jóvenes. Suplico a Dios por esta situación que vivimos. Tantos jóvenes que están descarriados en la sociedad”, decía el padre Guevara mientras sostenía un papel en la mano.

Relata que este martes se llevó a cabo el acto de grado de la 1era promoción de Filosofía y Teología en convenio entre la universidad Santa Rosa de Cabudare y el seminario Divina Pastora. Al salir se fue hasta Agua Viva, en el municipio Palavecino con la profesora Berla Andrade, rectora académica de la universidad Santa Rosa, así como la secretaria general de dicho recinto Maria Osorio, quienes iban a comprar artesanía para llevar a Caracas.

El sacerdote quien vestía pantalón y camisa, no se puso el clériman que lo identifica. Estacionó el Toyota Corolla plateado, se estacionó en la calle Araguaney, sector El Roble de Agua Viva, salían del taller artesanal Bachaco Rojo, estaba aún claro. Se montaron en el vehículo y dos jóvenes interceptaron al padre Guevara, le pidieron las llaves del carro y en vista que no encendía le pidieron para que condujera. “Bájense profesoras”, fue lo único que alcanzó a decir el padre a las damas que lo acompañaban.

Los delincuentes arrancaron con él, le comenzaron a preguntar dónde estaba el GPS, pero el sacerdote no sabía. Comenta que rodaron un poco y por la salida de Cabudare le pidieron que se detuviera allí. Lo pasaron hacia la parte de atrás del vehículo, otro quien recién llegaba tomó el control del volante. Uno de los asaltantes que vestía una franela roja se fue con él para atrás.

Sintió que duraron poco en el lugar y que bajaron objetos del vehículo. Tal vez cajas con medallas y actas que llevaba en la maletera, allí arrancaron y le pidieron que no le mirara la cara a ninguno, tenía su vista enterrada hacia el piso. Continuaban preguntando donde estaba el GPS y aunque el cura iba tranquilo, sintiendo confianza en Dios, sabía que esos tres muchachos estaban temerosos.

Hubo un momento que los vio como más asustados, temían que los persiguieran y de pronto aparecieron unos sujetos armados, vestidos de civil que estaban interviniendo y no sabían quiénes eran. “Padre estamos para servirle somos de Polilara” expresaron quienes lo abordaron.

Lo ubicaron por GPS

Una vez que se cometió el robo, las autoridades de todos los cuerpos de seguridad fueron alertadas, de inmediato, los funcionarios de la Dirección de Inteligencias y Estrategias Policiales (DIEP) de Polilara se comunicaron con la empresa y ubicaron el vehículo, los funcionarios lo vieron por el lado de Los Luises, parroquia Unión. Comenzaron a seguirlos de cerca, pero no tenían la certeza si la víctima iba dentro del vehículo, pues el carro tiene los vidrios oscuros.

Tras cerciorarse que allí estaba el sacerdote, los Polilara esperaron que los hampones se detuvieran y lo hicieron en un callejón en la carrera 2B entre calles 8 y 8A del barrio El Carmen. Allí se bajó un sujeto moreno, alto, apodado Alex, quien es residente de esa zona y les dijo que iba a buscar unas herramientas para sacar los cuatro cauchos, pero aprovechó para escapar y allí los uniformados para actuar.

Lograron detener a dos jóvenes se trata de quienes inicialmente lo abordaron y rescataron ileso al sacerdote a las 8:30 de la noche de este martes.

Según indagaron los uniformados de DIEP, el sujeto apodado Alex, es quien lidera la banda y además operan en el municipio Palavecino, y trasladan los carros hasta la parroquia Unión.

Los detenidos fueron identificados como Gregory Adrián Rojas Carrillo, de 22 años de edad y Alberth José Castillo Silva, de 21 años de edad, el primero de ellos residenciado en la avenida Araguaney del sector El Roble de Agua Viva, a tres casas de donde se cometió el atraco y el segundo quien acompañaba al padre en la parte de atrás del carro, es de Humocaro Bajo, municipio Morán, pero se quedaba en casa de Rojas Carrillo.

Así mismo los uniformados de Polilara fueron a los urbanismos hechos por el Gobierno en Agua Viva, para hacer revisiones porque allí estarían las pertenencias del sacerdote, pero no fueron localizadas.

Los efectivos de la DIEP continúan indagando para identificar plenamente al líder de esta banda y los otros dos jóvenes fueron puesto a orden de la Fiscalía 5ta del Ministerio Público. (El Impulso)

 

Modificado por última vez en Domingo, 22 Octubre 2017 16:55

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.