Sábado, 15 Julio 2017 18:12

Fiesta de la Virgen del Carmen

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Según tradición carmelita, el día de Pentecostés, ciertos piadosos varones, que habían seguido la traza de vida de los Profetas Elías y Eliseo, abrazaron la fe cristiana, siendo ellos los primeros que levantaron un templo a la Virgen María en la cumbre del Monte Carmelo, en el lugar mismo desde donde Elías viera la nube, que figuraba la fecundidad de la Madre de Dios.

 

Estos religiosos se llamaron Hermanos de Santa María del Monte Carmelo, y pasaron a Europa en el siglo XIII, con los Cruzados, aprobando su regla Innocencio IV en 1245, bajo el generalato de San Simón Stock.

El 16 de julio de 1251, la Virgen María se apareció a ese su fervoroso servidor, y le entregó el hábito que había de ser su signo distintivo. Inocencio bendijo ese hábito y le otorgó varios privilegios, no sólo para los religiosos de la Orden, sino también para todos los Cofrades de Nuestra Señora del Monte Carmelo. Llevando éstos el escapulario, que es la reducción del que llevan los Carmelitas, participan de todos los méritos y oraciones de la Orden y pueden esperar de la Stma. Virgen verse pronto libres del Purgatorio, si hubieran sido fieles en observar las condiciones impuestas para su uso.

En este día pidamos que se acreciente la devoción a María Santísima que es tan espléndida con sus devotos al prometer a los que lleven puesto su santo escapulario la eterna salvación y el alivio y reducción de las penas del Purgatorio.

Vayamos a María, quien nos llama con su voz dulcísima de Madre.

Promesas de Nuestra Señora del Carmen

"El que muere vestido de este Escapulario no sufrirá las penas del fuego eterno".

El Escapulario tiene un significado muy profundo para quien lo lleva puesto. Es un riquísimo "Obsequio del Cielo" que nos ha traído la misma Santa Virgen María; y a cada uno le dice así:

"Perseverad llevando puesto devotamente el Santo Escapulario, porque es mi Hábito. El hecho de andar vestido de este Hábito mío, significa que estáis continuamente pensando en mí; y que yo, en turno, siempre estoy pensando en vosotros; y ayudándoos en asegurar la vida eterna".

Oración de San Simón Stock a Nuestra Señora del Carmen 

¡Oh Bellísima Flor del Carmelo, Fructífera Viña, Resplandor del Cielo, Madre Singular del Hijo de Dios, Virgen Siempre Pura!

Madre Santísima, después de habernos traído el Hijo de Dios, permanecísteis intacta y sin mancha ninguna.

¡Oh Bienavernturada Siempre Virgen, asistídme en esta necesidad!

¡Oh Estrella del Mar, auxiliad y protegédme!

¡Oh María, sin pecado concebida,
rogad por nosotros que recurrimos a vos!

¡Madre y Ornamento del Carmelo,
rogad por nosotros !

¡Virgen, Flor del Carmelo, 
rogad por nosotros!

¡Patrona de los que visten el Santo Escapulario, rogad por nosotros!

¡San José, fiel Amigo del Sagrado Corazón, rogad por nosotros!

¡San José, Castísimo Esposo de María Santísima, rogad por nosotros!

¡San José, nuestro Gran Protector,
rogad por nosotros!

¡Dulce Corazón de María
sed nuestra
Salvación !

Amén.

Modificado por última vez en Lunes, 17 Julio 2017 04:05

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.