Martes, 13 Junio 2017 08:19

"Amar la vida" Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

“La vida es el mayor don. Su defensa el primer derecho humano. Es la primera piedra para fundamentar la paz”.

El dolor humano siempre conmueve porque se nos mueven las mejores disposiciones del corazón. Acabo de conocer iniciativas de ayuda a mujeres y hombres que han abortado voluntariamente. Un trabajo científico propiciado por la Universidad Católica Argentina, quien desde el Instituto de Matrimonio y Familia, se dedican a la sanación de estas personas.

Quien aborta, tiene conciencia que ha interrumpido la vida de un ser humano, que además, es hijo. ¡Es tremendo! La naturaleza humana es perfecta y atentar contra ella es un gran daño. La conciencia de la vida que se inicia con la concepción es un conocimiento espontáneo.

Sin duda, hay circunstancias que impulsan al aborto: desde la banalidad sexual con una inconciencia tristísima, presiones familiares, imposibilidad de criar un nuevo hijo, y muchas veces engaños ideológicos sobre la realidad del feto.

La propaganda abortista es devastadora. Y las leyes aprobadas en nombre de la libertad de la mujer, la convierten en inhumana porque después de la vida, el bien más grande es engendrar y educar otros seres humanos para el mundo. Las leyes aprobatorias del aborto instalan en la sociedad el crimen del más vulnerable, el bebé que espera todo de su madre y de su padre, y que sin embargo, ellos le proporcionan la muerte.

Por eso, además del trabajo de sanación que llevan a cabo en diversos países, está la necesidad de proclamar la belleza y el gran don de la vida. La Madre Teresa con una gran sensibilidad lo hizo. Muchos ayudan a prevenir el aborto que es una tarea de fortalecimiento de la familia. Otros a impulsar que nazcan (por ejemplo, haciendo un eco a la mujer para que vea el niño que lleva en su vientre y que tiene pensado abortar), otros sanando las heridas de quienes arrepentidos buscan el consuelo y la ayuda.

La vida es el mayor don. Su defensa el primer derecho humano. Es la primera piedra para fundamentar la paz.

 

Fernando Castro Aguayo

@monscastro

 

 

Modificado por última vez en Miércoles, 14 Junio 2017 19:39

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.