Jueves, 30 Marzo 2017 23:23

Una visión profética

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

“La libertad es un gran riesgo. Sin embargo, iluminada por la fe y movida por el amor es fuente de grandes bienes”


Cincuenta años de la “Populorum progressio”. Pablo VI en la Encíclica “El desarrollo de los pueblos” dice que “la verdad del desarrollo consiste en su totalidad: si no es de todo el hombre y de todos los hombres, no es el verdadero desarrollo”.

“En los designios de Dios, cada hombre está llamado a promover su propio progreso, porque la vida de todo hombre es una vocación dada por Dios para una misión concreta… Dotado de inteligencia y de libertad, el hombre es responsable de su crecimiento, lo mismo que de su salvación”.

Hablar del desarrollo como llamada de Dios es indicar que se trata de una tarea para la libertad humana. Es una llamada que compromete nuestras capacidades para alcanzar el bien de cada uno y de la comunidad en que vivimos. Hay por tanto una responsabilidad personal grande: allí se engloba el amor a la vida, el reconocimiento práctico de la dignidad del no nacido y de los adultos mayores, el bien de la familia, la educación familiar y la que trasciende esos ambientes.

Hay también una responsabilidad hacia otros pueblos menos favorecidos. Son personas y comunidades que no nos son ajenas. Pensemos en problemas básicos, fácilmente subsanables, que tendrían consecuencias importantes en esos pueblos: agua potable, técnicas de cultivo, disposiciones sanitarias básicas. Cualquier especialista pudiera hacer una larga lista de acciones pequeñas que ayudarían mucho al bienestar y crecimiento de muchas personas.

Pensemos que la Iglesia siempre ha sido impulsora de desarrollo. Al enseñar el Evangelio de Jesucristo promueve el respeto y la dignidad de las personas. Hace más humana y cristiana la convivencia, favorece la armonía y el bien común.

La libertad es un gran riesgo. Sin embargo, iluminada por la fe y movida por el amor es fuente de grandes bienes. Pablo VI con la Encíclica “Populorum progressio” tuvo una visión profética, aplicable perfectamente a Venezuela y al mundo.

Fernando Castro Aguayo

@monscastro

Modificado por última vez en Sábado, 01 Abril 2017 04:23
Más en esta categoría: « ¿Resurrección? Jueves Santo »

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

DC.Televisión

Publicidad-3
Publicidad-4