Martes, 08 Agosto 2017 15:05

El Santo Cristo de La Grita Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Coincide este año la fiesta del Santo Cristo con el domingo de la Transfiguración. Para quienes somos sus devotos, es una oportunidad de la gracia de Dios para reafirmar nuestra fe en el Señor Jesús del rostro sereno, fiel reflejo del amor misericordioso de Dios Padre y del Espíritu Santo. La Grita es uno de los centros de peregrinación más importantes de Venezuela: una pequeña población recibe todos los días del año numerosos peregrinos. Y particularmente, durante estos días, el número crece. En años anteriores se ha calculado que más de 300 mil peregrinos han venido durante los principales días de la fiesta del Cristo de los Milagros de La Grita.

La Grita es como el Monte Tabor donde se manifestó la gloria del Señor ante algunos de sus discípulos. En esta hermosa población andina, la mirada de fe de los creyentes se centran en lo que expresa la hermosa talla de más de 400 años: es la mirada de fe de quien ve al Señor de la Redención. Su rostro sereno, cantado por el himno que se entona en todo momento, es el de quien está manifestando que ha cumplido la misión recibida de Dios Padre. Una leve sonrisa mezclada en el dolor del suplicio le dice al creyente que “todo se ha cumplido”, como bien lo dijo en sus últimas palabras desde la Cruz. Es el rostro sereno también de un acto supremo de misericordia.

Sus brazos abiertos acogen a todos los que a Él acuden y vienen a ser como la garantía de la respuesta de amor del mismo Señor hacia los que a Él acuden. Son brazos que, aunque debilitados por el suplicio y la crucifixión, tienen la fuerza rotunda para sostener a la humanidad y liberarla del pecado. Eso se hace sentir cuando uno puede contemplar la imagen del Cristo de La Grita. Y muchos peregrinos, entonces, pueden experimentar desde su fe y comunión con el Señor, la consecuencia de ese acto supremo de entrega: la liberación y salvación con la cual podemos, ciertamente, seguir nuestro peregrinaje hacia el encuentro definitivo con Dios Padre.

En torno al 6 de agosto, debida y seriamente preparados, hay una serie de eventos evangelizadores que le permiten al peregrino encontrar un remanso de oración ante la imagen venerada. Hay sacerdotes para la confesión, para la atención espiritual de los peregrinos. Un buen equipo de servidores del santuario y de la cofradía del Santo Cristo, los posaderos que dan alimento a muchos de los que allí llegan. Hay la posibilidad de la oración individual o en grupos, la participación en eucaristías, a lo largo del día. El apoyo de los seminaristas del curso introductorio es importante.

Son muchas las personas que llegan caminando… a veces con varios días de camino. Durante ese tiempo y a lo largo de las rutas que conduce al santuario, los vecinos de los pueblos y aldeas por donde deben pasar ayudan con su apoyo a todos: desde un vaso de agua hasta un pastelito sabroso, para poder continuar en la marcha. No es un evento deportivo. Es un acontecimiento de carácter religioso que ofrece a todos la oportunidad de reafirmar la fe en el Hijo de Dios.

 

La Grita es una ciudad santuario. En esos días también se celebra (2 de agosto) la fiesta de Nuestra Señora de los Ángeles, cuya imagen también data de hace más de cuatrocientos años. Es la tierra de la sierva de Dios Medarda Piñero, del siervo de Dios Miguel Antonio Salas y de la hermana María Israel Bogotá. Tierra de agricultores y de gente emprendedora, de grupos dedicados a la cultura… pero sobre todo es el punto de encuentro de millares de peregrinos que van en búsqueda de un consuelo, de un aliento, o para dar gracias a Dios… en todo caso, tierra de acogida para fortalecer la fe, entusiasma r la esperanza y consolidar la caridad. No en vano, el Santo Cristo los recibe a todos sin excepción. Él es el patrono del Táchira, junto con su Madre, la Virgen de la Consolación; protector de Los Andes venezolanos y ¿por qué no? de toda Venezuela.

 

+Mario Moronta

Obispo de San Critstóbal

 

 

 

 

Modificado por última vez en Martes, 08 Agosto 2017 23:14

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.