Jueves, 20 Abril 2017 23:27

Comunicado de la Arquidiócesis de Mérida: “pesar y firme repudio por los hechos vandálicos”

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Ante los actos vandálicos en las instalaciones del Colegio La Salle de Mérida

El Cardenal Arzobispo de Mérida, en unión con el clero, religiosos,
AVEC Mérida, Departamento de Pastoral Educativa y laicado organizado, interpretando el sentir mayoritario de nuestra comunidad, expresamos nuestro profundo pesar y firme repudio por los hechos vandálicos ocurridos ayer en las instalaciones del Colegio La Salle y en la residencia de los Hermanos.

Parece del todo inexplicable que ante el despliegue desproporcionado de efectivos policiales y militares, supuestamente para mantener el orden, un grupo de motorizados, encapuchados, perfectamente entrenados y que actuaron con saña, sin la menor consideración por las vidas de personas y bienes de una institución tan querida por la población merideña, hayan podido actuar a sus anchas, sin que ninguna autoridad haya siquiera intentado impedir semejante atropello.

En efecto, en caso de legítimas manifestaciones, las fuerzas de seguridad tienen como primer cometido la defensa y resguardo de las personas, de los manifestantes y de los bienes privados y públicos. Pareciera que aquí sucede lo contrario. En todo país democrático, dichas fuerzas acompañan a quienes ejercen dicho derecho de reunión y de salir a la calle, para que quienes participan sientan seguridad y tranquilidad. Entre nosotros parece lo opuesto. Quien no defiende los intereses de todos actúa moralmente mal y es reprobable; pero más aún, su actuación queda deslegitimada, pues no cumple con su primera obligación.

Llama poderosamente la atención que las instalaciones educativas, en este caso del Colegio La Salle, que sirve a la población de medianos recursos y de las clases populares, sean objeto de semejante tropelía. Lo mismo ha sucedido en tiempos recientes con las de la Universidad de Los Andes, sin que hasta el momento se conozca de ningún responsable ni detenido. En cambio, son numerosos los estudiantes y personas del común detenidas y sometidas a situaciones reñidas con el respeto y consideración que merece cualquier persona. Es difícil, por tanto, no pensar en dos raseros distintos de medir y proceder.

Expresamos a la comunidad del Colegio La Salle, y a todas las instituciones y personas que sirven a la educación de nuestra juventud, nuestra solidaridad, así como un llamado a no desfallecer en la búsqueda de la paz, de la equidad, y en la educación a la libertad y la verdad como bases para que nuestra juventud tenga un presente y futuro promisorios.

A las autoridades responsables del orden, a las instancias judiciales, les recordamos y exigimos que su primer deber es con el pueblo todo, y no con parcialidad alguna. Imputar sin más a quienes reclaman cívicamente derechos, y lavarse las manos ante quienes obran con impunidad y dañan la convivencia, los bienes y la calidad de vida de los merideños, es una complicidad intolerable.

Con todo, no nos dejemos robar la serenidad, la tranquilidad de espíritu y la voluntad de lucha por los derechos humanos, responsabilidad ineludible de todos y cada uno de nosotros como personas, ciudadanos y creyentes. Que la oración confiada y el cuidado solidario de los más frágiles impidan que estas situaciones degeneren en enfrentamientos y rencores, por el contrario, promuevan la búsqueda incesante de la concertación y el bien común.

Que el Señor bendiga y la Virgen Inmaculada proteja al pueblo merideño. Con todo afecto:

+Baltazar Enrique Porras Cardozo

Cardenal Arzobispo de Mérida

Mérida, 20 de abril de 2017


Doy fe,

Pbro. Gregori Lobo Maldonado

Vicecanciller-Secretario

Visto 158 veces Modificado por última vez en Viernes, 21 Abril 2017 22:28

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.